jueves, 18 de junio de 2009

Una mutación, ¿una nueva especie?


La mutación de un solo gen vuelve completamente negro un pequeño pájaro de vientre marrón y este cambio parece alterar el reconocimiento de la especie. Esto podría significar que somos testigos del momento en que una especie comienza a diferenciarse de otra. Las investigaciones aparecerán publicadas en el número de agosto de The American Naturalist.

Ernst Mayr, un famoso biólogo de Harvard, fue el primero en darse cuenta del potencial para la especiación que presentaban los pájaros papamoscas en las Islas Salomón, en le Pacífico sur. Durante los años 40, describió diferencias en el tamaño corporal y en el plumaje de distintas poblaciones de papamoscas (Monarcha castaneiventris, monarca de vientre castaño) y afirmó que existían, al menos, cinco subespecies.

J. Albert Uy de la Universidad de Siracusa (Nueva Cork, EE.UU.) y sus colegas decidieron ver hasta qué punto son diferentes dos de estas subespecies. Una (Monarcha castaneiventris megarhyncus) vive en la isla más grande, Makira, y es la que da a la especie su nombre científico: las partes superiores son negro azuladas y el vientre es castaño [a la izquierda en la imagen]. La (Monarcha castaneiventris uginensis) vive en la pequeña isla de Santa Ana, a unos 10 kilómetros de la anterior, y es completamente negra azulada [a la derecha].

Sabiendo que las ovejas y cerdos negros presentan una mutación en el gen del receptor de la melanocortina-1 (MCR1), los investigadores secuenciaron parte de este gen para 28 pájaros negros y 19 de vientre castaño. Se encontraron pocas diferencias pero sólo una que importase: un cambio genético que alteraba un solo aminoácido en la proteína resultante. Aparentemente este cambio activa permanentemente la proteína de manera que se produce más pigmento negro que marrón. También se pudo verificar que esta variante del gen no está tan asociada al melanismo (negritud) en la población de otra isla (Ugi). Por lo tanto debe haber un mecanismo alternativo para el melanismo en esta isla.

A continuación, los investigadores evaluaron si este cambio de color podría alterar el comportamiento de los pájaros. En concreto investigaron si influía en el reconocimiento de la especie. Pusieron pájaros disecados de ambos colores en los distintos territorios. Los pájaros negros falsos recibieron ataques de los pájaros negros pero indiferencia de los de vientre marrón y viceversa, confirmando de esta forma la hipótesis.

Los investigadores aún deben comprobar directamente si los pájaros negros prefieren parejas negras, un comportamiento que haría que la especie se dividiese, pero investigaciones anteriores indican que al menos algunos pájaros territoriales se basan en las mismas claves para seleccionar pareja que para detectar posibles rivales. Si esto se confirma, entonces la sustitución de un solo aminoácido contribuye a la especiación.

Referencia:

Uy, J., Moyle, R., Filardi, C., & Cheviron, Z. (2009). Difference in Plumage Color Used in Species Recognition between Incipient Species Is Linked to a Single Amino Acid Substitution in the Melanocortin‐1 Receptor The American Naturalist DOI: 10.1086/600084

1 comentario:

Jean dijo...

Esta muy interesante el blog.
Jean-Luc Ditry