martes, 16 de junio de 2009

Polvo antes de que el Sol fuese.


El análisis de granos en el meteorito Murchison contradice las estimaciones teóricas del tiempo de vida del polvo interestelar, según informa el equipo internacional de investigadores liderados por Philip Heck de la Universidad de Chicago (Estados Unidos) en el número del 20 de junio del Astrophysical Journal.

El lapso de tiempo entre la formación de los granos de polvo anteriores al sistema solar en los flujos estelares y su incorporación a los sólidos del sistema solar primitivo no está bien delimitado. Sin embargo, el conocimiento de este lapso de tiempo es fundamental para comprender los procesos a los que están sometidos estos granos en el medio interestelar y la propia formación del sistema solar.

En esta línea, Heck y un equipo internacional de investigadores han analizado los granos de carburo de silicio del meteorito Murchison (véase, aparte del enlace a wikipedia, nuestra “Nucleobases extraterrestres”).

Aunque es un compuesto escaso en la Tierra, el carburo de silicio (SiC) es bastante común en el espacio. Es una forma común de polvo interestelar que se forma en las proximidades de estrellas ricas en carbono. El carburo de silicio encontrado en el espacio y en los meteoritos tiene la estructura cristalina del diamante, y casi la misma dureza. El 99% de los granos de carburo de silicio se originan en las estrellas ricas en carbono de la rama asintótica gigante.

Análisis anteriores de los granos de carburo de silicio del meteorito Murchison han revelado una proporción isotópica anómala, lo que indica que tiene su origen fuera del sistema solar. Estrellas moribundas parecidas al sol fueron el origen de estos granos hace más de 4.500 millones de años, antes del nacimiento del sistema solar.

Heck y sus colegas han analizado la concentración de neón en 22 granos de carburo de silicio del Murchison. Dicha concentración es consecuencia de la exposición a los rayos cósmicos, por lo que nos da idea del tiempo que el grano ha pasado en el medio interestelar.

17 de los 22 granos habrían pasado entre 3 y 200 millones de años en el espacio, mucho menos de los 500 millones que daban las estimaciones teóricas. Sólo 2 granos daban edades de este orden y otros 2 no dieron resultados fiables.

Esta distribución de edades podría explicarse por un período de estallido de estrellas 1.000 o 2.000 millones de años antes del nacimiento del Sol.

Referencia:


Heck, P., Gyngard, F., Ott, U., Meier, M., Ávila, J., Amari, S., Zinner, E., Lewis, R., Baur, H., & Wieler, R. (2009). INTERSTELLAR RESIDENCE TIMES OF PRESOLAR SiC DUST GRAINS FROM THE MURCHISON CARBONACEOUS METEORITE The Astrophysical Journal, 698 (2), 1155-1164 DOI: 10.1088/0004-637X/698/2/1155