sábado, 7 de noviembre de 2009

Rayos, truenos y antimateria.


Diseñado para escudriñar los cielos a miles de millones de años luz de distancia más allá del Sistema Solar a la búsqueda de rayos gamma, el Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi ha recogido una sorprendente serie de señales proveniente de la Tierra. Durante sus primeros 14 meses de operación el Fermi ha detectado 17 destellos de rayos gamma asociados a tormentas terrestres, y algunos de estos destellos contenían una inesperada firma de antimateria.

Durante dos recientes tormentas eléctricas, el Fermi recogió emisiones de rayos gamma de una energía que sólo podía haber sido producida por la desintegración de positrones, la antimateria de los electrones. Estas observaciones son las primeras de su clase encontradas en una tormenta eléctrica. El hallazgo fue anunciado por Michael Briggs de la Universidad de Alabama en Huntsville (EE.UU.) el pasado 5 de noviembre en el Simposio Fermi 2009.

Los 17 destellos de rayos gamma detectados por el Fermi se produjeron justo antes, durante e inmediatamente después de rayos, según el seguimiento hecho por la Red Mundial de Localización de Rayos.

Durante las tormentas eléctricas observadas por otras naves espaciales, los electrones energéticos que se mueven hacia la nave desaceleraron y produjeron rayos gamma. La inusual firma del positrón vista por el Fermi sugiere que la orientación normal para un campo eléctrico asociado con la tormenta eléctrica se invirtió de alguna forma. No se sabe aún cómo esta inversión se puede producir. Lo que está claro es que en las tormentas ocurren muchas cosas interesantes que desconocemos.

2 comentarios:

Hipatia dijo...

He encontrado tu blog y he quedado gratamente sorprendida. Te he marcado para seguirte y, con tu permiso, te llevo a mi facebook.
Gracias.
Un saludo desde la Enterprise.

César dijo...

Muchas gracias, muy amable.

Larga vida y prosperidad.