martes, 14 de agosto de 2007

Mire un momento aquí, por favor.

Los que hayan visto la película “Hombres de Negro” seguro que recuerdan el “neuralizador”, ese aparatito que llevaba el agente K (Tommy Lee Jones) y que usaba para, mediante un destello de luz, eliminar el recuerdo concreto de lo vivido hacía poco. A ninguno se nos ocultan las utilidades que un aparato como este podría tener para el común de los mortales, para lo bueno (la eliminación de recuerdos traumáticos) como para lo malo (el crimen en general).

No será como el “neuralizador”, pero un ensayo llevado a cabo con un fármaco prohibido en humanos en la Universidad de Nueva York tiene efectos muy parecidos.

Los investigadores dirigidos por el prestigioso Joseph LeDoux trabajaron con ratas. Primero les enseñaron a temer tanto un pitido como una sirena dándoles una descarga eléctrica cada vez que cualquiera de los sonidos se producía. Posteriormente suministraron a la mitad de las ratas U0126, que se sabe que interfiere con el almacenamiento de la memoria, y repitieron los sonidos esta vez sin descarga eléctrica.

Un día después, cuando LeDoux reprodujo los sonidos, los animales a los que no se les había suministrado el fármaco aún tenían miedo de ambos sonidos. Pero las ratas a las que se les había dado la droga no tenían miedo del pitido, que fue lo último que oyeron mientras se encontraban bajo la influencia del U0126.

No se sabe exactamente como el U0126 produce su efecto amnésico. Una hipótesis es que podría bloquear la síntesis de las proteínas que ayudan a fortalecer las conexiones entre las neuronas y establecer los recuerdos. Sólo los recuerdos que están siendo activados serían vulnerables al fármaco, ya que la oportunidad de borrado tiene lugar durante el acto de recuperación del recuerdo.

Es la primera vez que se consigue borrar un solo recuerdo sin afectar al conjunto de la memoria.

Discover: http://discovermagazine.com/2007/jul/eternal-sunshine
LeDoux Lab: http://www.cns.nyu.edu/ledoux/Ledouxlab.html