martes, 28 de agosto de 2007

3 dominios desde hace 3.000 millones de años.

El sistema de tres dominios, propuesto por Woese, es un modelo de clasificación de los seres vivos del planeta Tierra basado en las diferencias en las secuencias de nucleótidos en el ARN de los ribosomas (ARNr) y en la estructura de los lípidos de la membrana de las células y en otros aspectos, como la sensibilidad a los antibióticos. Comparar la estructura del ARNr es especialmente útil ya que las moléculas de ARNr realizan siempre la misma función en todos los seres vivos, por lo que su estructura cambia muy poco a lo largo del tiempo. Por lo tanto, las similitudes y disimilitudes en la secuencia de nucleótidos en el ARNr son un buen indicador de cómo de relacionados están dos células u organismos.

El sistema propone que una célula ancestral común dio origen a tres tipos de células diferentes, cada una representando un dominio. Los tres dominios son Archaea (arqueas), Bacteria (eubacterias) y Eukarya (eucariotas). El Eukarya se divide en cuatro reinos: Protistas, Hongos, Animales y Plantas. ¿Cuándo se separaron los tres dominios?

Como decíamos arriba la estructura química de las membranas celulares distingue los tres dominios. Las arqueas, a diferencia de bacterias y eucariotas, tienen membranas compuestas de cadenas de hidrocarburos ramificadas, entre otras peculiaridades, mientras que las de bacterias y eucariotas poseen ácidos grasos no ramificados.

Los doctores Kenig y Ventura han informado del hallazgo de alcanos alifáticos ramificados con átomos de carbono cuaternario sustituidos de origen biológico. Estos compuestos se encontraron en muestras de pizarra negras extraídas de una mina de oro cerca de Timmins, Ontario (Canadá). En otras palabras, los autores informan de que han encontrado restos diferenciados de arqueas de 2.700 millones de años, lo que viene a confirmar que la estimación que se hacía hasta ahora, de unos 3.000 millones de años, sigue siendo adecuada a la hora de establecer la fecha de separación de los tres dominios.