jueves, 19 de julio de 2007

Nuevas e inesperadas huellas

Los investigadores pensaban que el medio interestelar, caracterizado por una temperatura muy baja (10 grados por encima del cero absoluto) y una densidad bajísima (como máximo un millón de partículas por centímetro cúbico), favorece las especies reactivas insaturadas en hidrógeno como los radicales o las cadenas carbonadas. Las especies saturadas estarían presentes según este modelo en fase condensada (sólida) pero no en fase gaseosa. Decimos pensaban porque un equipo de científicos españoles, franceses y alemanes ha detectado propileno en el seno de la nube oscura TMC-1 (Taurus Molecular Cloud), una región formada principalmente por polvo y sin estrellas, relativamente próxima, a 450 años-luz. Han empleado para ello el radiotelescopio de 30m del IRAM en Sierra Nevada (Granada, España).
El propileno estaba completamente ausente de los modelos químicos elaborados hasta ahora. Este descubrimiento demuestra que los modelos de reacciones químicas en el seno de estos objetos difusos continúan siendo muy incompletos y que la riqueza química del medio interestelar está lejos de ser conocida en todos sus detalles.

Artículo original (PDF): http://uk.arxiv.org/PS_cache/arxiv/pdf/0707/0707.1308v1.pdf
Futura Sciences: http://www.futura-sciences.com/fr/sinformer/actualites/news/t/chimie-1/d/propylene-decouverte-dune-nouvelle-molecule-interstellaire-dans-tmc-1_12420/
IRAM: http://iram.fr/