sábado, 28 de julio de 2007

¿Nos habremos perdido algo?

Supongamos que las leyes de la física son inalterables, que han sido así y lo serán durante toda la vida del universo, incluyendo el valor de las constantes. En virtud de las observaciones realizadas y de estas leyes el modelo estándar del origen del universo es, por ahora, el más aceptado. Este modelo es el que incluye el Big Bang. Miremos hacia el futuro por un instante: los físicos del futuro ¿llegarían a esta misma conclusión? Estamos hablando de un futuro lejano, dentro de tres mil millones de años. La respuesta más probable es que no; pensarían que viven en un universo estático, un universo de Sitter.

A esta conclusión han llegado los profesores Krauss y Scherrer después de plantearse la pregunta y elaborar un modelo para contestarla. La conclusión a la que llegan es que los fundamentos observacionales en los que se basa la teoría del Big Bang como son la medida de la radiación de fondo de microondas, el alejamiento de las galaxias del Grupo Local y la prueba de la abundancia de los elementos producidos en el universo primordial no serían accesibles para esos físicos del futuro.

Y es que estos físicos surgirían en algún remoto sistema solar de un universo-isla formado por una galaxia, dominado por la energía oscura, que no podrían apreciar por la falta de dinámica de galaxias. El corrimiento hacia el rojo habría aumentado hacia longitudes tan largas que ya no sería observable y las concentraciones de helio producido por las estrellas sería tan alto que ya no se apreciaría el producido en el Big Bang. Estos físicos podrán llegar a la conclusión de que sus universo isla no siempre ha sido así y que no siempre ha existido pero no tendrán datos con los que elaborar una teoría del Big Bang.

Podemos pensar que vivimos un instante privilegiado de la vida del universo que nos permite tener acceso a estas observaciones o…¿nos habremos perdido algo?

CWRU: http://blog.case.edu/case-news/2007/05/22/krauss
Original : http://arxiv.org/abs/0704.0221