miércoles, 10 de noviembre de 2010

El catastrofismo episódico de Matthew frente a la evolución gradual de Darwin.


La teoría de Charles Darwin de la evolución gradual no estaría apoyada por la historia geológica, según un ensayo que publica Michael Rampino, de la Universidad de Nueva York (EE.UU.), en Historical Biology. De hecho, Rampino afirma que el punto de vista de Patrick Matthew, anterior al del propio Darwin, en el que la estabilidad evolutiva se ve interrumpida por extinciones masivas catastróficas, estaría más próximo a la visión actual de la evolución biológica..

Matthew (1790-1874) publicó sus ideas sobre la ley de la selección natural en su libro Naval Timber and Arboriculture en 1831. Si bien tanto Darwin como Alfred Russel Wallace reconocieron que Matthew fue el primero en proponer la teoría de la selección natural, tradicionalmente se ha venido atribuyendo su descubrimiento solamente a Darwin y Wallace. Los diarios de Darwin muestran que llegó a esta idea en 1838, y que compuso un primer ensayo sobre la selección natural en 1842. la teoría de Darwin y Wallace fue formalmente presentada en una conferencia en 1858, mientras que “El origen de las especies” se publicaba en 1859.

En el apéndice de Naval Timber and Arboriculture, Matthew describía la teoría de la selección natural en términos parecidos a los que después usaría Darwin: “Hay una ley natural universal en la naturaleza, que tiende a hacer a todo ser reproductivo lo más adaptado posible a su condición[...] Como el ámbito de la existencia es limitado y está pre-ocupado, son sólo los individuos más duros, más robustos, mejor adaptados a las circunstancias, los que son capaces de luchar hacia la madurez[...] ”

Sin embargo, había un punto en el que los planteamientos de Matthew y Darwin divergían. Al explicar las fuerzas que influían en este proceso, Matthew veía los acontecimientos catastróficos como un factor principal, manteniendo que las extinciones masivas eran cruciales para el proceso de la evolución: “[...] todos los seres vivos deben haber reducido tanto la existencia, que se formaría un nuevo ámbito desocupado para nuevas ramas divergentes de la vida [...] estos restos, acomodándose y amoldándose en el transcurso del tiempo […] al cambio en las circunstancias.”

Cuando Darwin publicó su “Origen de las Especies” cerca de tres décadas después, rechazó explícitamente el papel del cambio catastrófico en la selección natural: “ La vieja noción de que todos los habitantes de la Tierra habrían sido barridos por catástrofes en períodos sucesivos se abandona en general”. Así, la teoría de la evolución que Darwin describió se basaba en una lucha continua por la supervivencia entre los individuos dentro de las poblaciones de la especies existentes. Según Darwin, el proceso de selección natural debería llevar a cambios graduales en las características de los organismos supervivientes.

La historia geológica se ve actualmente caracterizada por largos periodos de estabilidad puntuada por importantes cambios ecológicos que tienen lugar episódica y rápidamente, lo que no termina de ajustarse a la teoría original de Darwin que afirmaba que: “la mayor parte del cambio evolutivo tuvo lugar muy gradualmente por competición entre organismos y adaptándose mejor a un entorno relativamente estable”.

La contribución de Matthew fue mayormente ignorada en su tiempo y, actualmente, solamente amerita alguna nota al pie de página. Su descubrimiento fue enviado a la papelera de las ideas científicas despreciadas por demasiado prematuras.

Imagen: marcas de dientes dejadas por un mamífero, probablemente un multituberculado, en una costilla de dinosaurio de hace 75 millones de años.

Referencia:

Rampino, M. (2010). Darwin's error? Patrick Matthew and the catastrophic nature of the geologic record Historical Biology, 1-1 DOI: 10.1080/08912963.2010.523948

1 comentario:

copepodo dijo...

Hay algunos ejemplos curiosos, como este, en los que una interpretación científica aparentemente obsoleta vuelve a la carga mucho tiempo después. La importancia que parecen tener las extinciones masivas como motores de la evolución, ¿No serían la versión postmoderna del catastrofismo de Cuvier o de este Matthew? Evidentemente no es exactamente igual, sobre todo en el caso de Cuvier que era fijista pero es una ironía graciosa.

El título del artículo original, sin embargo, es un poco tendencioso: Darwin cometió muchísimos errores.