viernes, 4 de junio de 2010

El dolor agudo alivia el dolor crónico.


Un estudio publicado en Neuron por un equipo de investigadores encabezados por Marwan Baliki, de la Universidad del Noroeste (Northwestern, EE.UU.), afirma que el dolor agudo alivia el dolor crónico.

Utilizando imágenes de resonancia magnética funcional, los autores de este trabajo compararon la actividad cerebral en respuesta a estímulos térmicos nociceptivos agudos en sujetos control sanos y en pacientes con un dolor de espalda crónico. Encontraron que la percepción del dolor y los patrones de activación cerebral relacionados eran casi idénticos en los dos grupos, aunque se percibía una importante diferencia en la actividad de una parte específica del cerebro llamada núcleo accumbens (NAc).

La actividad fásica del NAc al comienzo de los estímulos dolorosos predijo la percepción del dolor. Al final del estímulo doloroso, también predijo la recompensa (alivio del dolor) en el grupo de sujetos sanos. En los sujetos con dolor de espalda crónico, la actividad de NAc estaba relacionada con circuitos neuronales distintos a los de los controles y su actividad fásica al final del estímulo mostraba la polaridad opuesta a la de sujetos sanos, lo que sugiere que el dolor agudo aliviaba el dolor de espalda y que el Nac anticipaba su valor analgésico. Este extremo fue confirmado por un estudio psicofísico de los pacientes con dolor de espalda crónico.

Incidentalmente, mencionaremos que el nucleo accumbens también media en el orgasmo femenino.

[Imagen: "Estese quieta y en un momento no sentirá su dolor de espalda en absoluto."]

Referencia:

Baliki, M., Geha, P., Fields, H., & Apkarian, A. (2010). Predicting Value of Pain and Analgesia: Nucleus Accumbens Response to Noxious Stimuli Changes in the Presence of Chronic Pain Neuron, 66 (1), 149-160 DOI: 10.1016/j.neuron.2010.03.002