miércoles, 27 de octubre de 2010

La falacia cosmista: por qué no existe el cosmos y tú crees que sí

Eduard Büsching envió a Albert Einstein una copia de su libro “No hay dios” en 1929. En la carta de respuesta que envió Einstein el 25 de octubre, éste afirmaba que el libro sólo trataba sobre la no existencia de un dios personal y se declaraba seguidor de Spinoza, afirmando:

Nosotros, los seguidores de Spinoza, vemos a nuestro dios en el maravilloso orden y las leyes de todo lo que existe […]

Esta visión del universo por parte de Einstein como un todo ordenado y armónico condicionó su aceptación de los avances que para la física supuso la mecánica cuántica, a pesar de las evidencias experimentales.

Cincuenta años después, Carl Sagan, no pudo sustraerse a la visión del universo como un “cosmos”, un todo ordenado y armónico. En su famosa serie de televisión de este título, afirmaba: “El cosmos está lleno más allá de toda medida de verdades elegantes; de interrelaciones exquisitas; de la sobrecogedora maquinaria de la naturaleza”. Si nos fijamos bien, es la misma idea de Einstein expresada en términos no tan explícitos.

¿Pero existen realmente ese orden y esa armonía? ¿Existe esa maquinaria universal que les habla de un relojero a los seguidores del diseño inteligente? ¿O es solamente una simplificación a la que nos obliga nuestra limitada capacidad para gestionar la información?

A continuación vamos a explorar someramente algunos aspectos de la física que pondrán en evidencia que, científicamente hablando, no podemos afirmar que exista el cosmos. Es decir, no tenemos base para atribuir al universo, más allá de toda duda razonable, un orden y una armonía. Fundamentalmente porque no sabemos cómo es en sí, fuera de los experimentos y de cómo lo percibimos. Veremos por qué hablar de cosmos es una falacia, la falacia cosmista. A continuación exploraremos brevemente por qué caemos en ella.

Sigue leyendo en Amazings.es

5 comentarios:

Mario dijo...

Mmm... interesante entrada. Nunca había oído hablar sobre esta falacia.

César dijo...

Gracias, Mario, por los comentarios.

No me extraña, la he bautizado yo.

Un cordial saludo.

Dani dijo...

Hola César. Ya he opinado en Amazings.

Al final no has mencionado a Boltzmann... ¿habrá segunda parte?

Gran post

Saludos.

PD.- Al final me he liado la manta a la cabeza y he comenzado a leer "Principles of neuralscience " de Kandel ;-)

César dijo...

Lo he visto. Muchas gracias, Dani.

Puede que sí: el nuevo papel de la decoherencia, la naturaleza probabilística de las leyes físicas, la discusión sobre qué es un experimento,...algo caerá.

Respecto al Kandel-con-mayúsculas es una magnífica elección. Espero que lo estés leyendo en inglés: la traducción al español de la cuarta edición es manifiestamente mejorable.

Dani dijo...

El KANDEL lo estoy leyendo en inglés...me cuesta y no sé cuando lo terminaré, pero haré el esfuerzo. Y tampoco hay prisa.

Saludos