jueves, 10 de diciembre de 2009

Síntesis estructural y funcional de una metaloproteína.


Un equipo de investigadores dirigido por Yi Lu, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, ha diseñado una proteína sintética que es un modelo tanto funcional como estructural de una proteína natural, la enzima óxido nítrico reductasa (NOR). El logro se publica en Nature.

Es muy difícil estudiar una molécula biológica tan compleja como la NOR si ésta no es soluble en agua. Cualquier ensayo debe realizarse en un medio graso, por tanto orgánico, que influirá en las reacciones que se estén estudiando. La NOR es una proteína de membrana (celular) y, por tanto, es liposoluble (no hidrosoluble). Tener un modelo de la proteína que es reflejo estructural y funcional de ella es tremendamente interesante.

Sintetizar una proteína no es nada fácil. Sintetizar una proteína que contenga átomos metálicos en su estructura es mucho más difícil debido a la variabilidad en estados de oxidación y geometrías que presentan los átomos metálicos. La NOR es una metaloproteína, contiene hierro al igual que la hemoglobina de la sangre.

Para imitar la estructura [en la imagen] y función de la NOR, los investigadores partieron de una pequeña proteína muscular, la mioglobina. Aunque es más pequeña que la NOR y soluble en agua, la mioglobina puede reproducir características claves de la NOR. Basándose en estos cimientos, los investigadores crearon un nuevo lugar para el enlace del hierro consistente en tres histidinas y un glutamato.

Aparte de su papel estructural, las histidinas y el glutamato pueden proporcionar los protones (H+) necesarios para la reducción del óxido nítrico en el sitio activo.

¿Qué importancia puede tener que se sintetice una proteína? Mucha. Empezando por el final, esta proteína sintética es un excelente modelo para crear biocatalizadores para uso biotecnológico, medioambiental y farmacéutico.

Desde un punto de vista más básico, más fundamental, las posibilidades de estudio de la NOR que aportará este nuevo modelo permitirán conocer mejor el ciclo del óxido nítrico (NO) en los mamíferos, y las patologías asociadas. Este ciclo es crítico para la vida.

El NO es un importante regulador y mediador en numerosos procesos en los sistemas cardiovascular, nervioso e inmune. Así, participa en la relajación de los músculos lisos lo que resulta en la vasodilatación de las arterias e incremento del flujo sanguíneo (es crítico en el mantenimiento de la erección). En el sistema nervioso actúa como neurotransmisor, capaz de introducirse en las neuronas sin necesidad de sinapsis, pudiendo activar un grupo local de neuronas rápidamente. El NO es citotóxico para los microbios y las células tumorales, por lo que los macrófagos lo usan como arma de defensa en el sistema inmunitario. Por otra parte, el NO está implicado en los choques sépticos, la hipertensión, los infartos o las enfermedades neurodegenerativas.

Referencia:

Yeung N, Lin YW, Gao YG, Zhao X, Russell BS, Lei L, Miner KD, Robinson H, & Lu Y (2009). Rational design of a structural and functional nitric oxide reductase. Nature PMID: 19940850

2 comentarios:

RevoluZionar-yo dijo...

La primera vez que me animo a comentar. Gracias por la labor divulgativa. Todo un placer leerte.

César dijo...

Muchas gracias. Muy amable.