domingo, 24 de junio de 2012

Curiosity: llamando a las futuras ingenieras


Mucho se está hablando estos días de una campaña de la Unión Europea para atraer mujeres a la ciencia y, fundamentalmente, a la ingeniería. Aquí no vamos a hacer más propaganda de una campaña manifiestamente sexista y mal concebida. Quien quiera más información puede leer esto.

Lo peor de la campaña es que parece emitir el mensaje, en palabras de mi hija [17], de que “las pavas también pueden estudiar” (no abundaremos en el comentario de mi otra hija [12] “¿es un anuncio de gafas?”). Y este mensaje simplemente, no sirve. O, si llega a atraer a alguna chica, lo hará por los motivos equivocados.

Estudiar una carrera de ingeniería no es fácil, nada fácil. Sólo una voluntad férrea puede llevar a obtener el título en el número de cursos establecidos más uno. Y esa determinación granítica sólo puede salir de la combinación de dos factores: auténtica vocación y sana ambición. Efectivamente, sólo una persona que viva con pasión lo que estudia podrá dedicarle las horas que necesita sin que le pesen. Sólo alguien con la ambición de conocer, de superar las dificultades, que son muchas y variadas, y de convertirse en un profesional competente podrá sacrificar muchos placeres menores en aras de un bien mayor.

La cuestión entonces es cómo conseguir que un adolescente, ya sea varón o mujer, sepa que le apasiona la ingeniería. Que no lo van a conseguir los vídeos de la Unión Europea, es evidente. Porque, básicamente, para ello es necesario mostrar la ingeniería en acción, porque la ingeniería es práctica. Así, programas como Mega Construcciones, son capaces de que mi sobrino de 6 años se los trague con la boca abierta y después se pase el día comentándolos a quien le quiera escuchar.

Despertar vocaciones para lo que sea lo hace el propio ejercicio, no las aficiones de quienes lo practican (como se ve en el conjunto de vídeos de la campaña de la UE). Las vocaciones se despiertan cuando ves al profesional hablar con pasión de su trabajo. Los adolescentes se ven atraídos por la posibilidad de conseguir resultados y superar retos. Los vídeo-clips de la UE son pañuelos de papel, se usan y se tiran. Si además sólo hablan de que “estudio ingeniería” pero “soy normal, canto en un grupo”, pues como que no.

Seamos positivos, e ilustremos lo que decimos. Señores burócratas de la Unión Europea, si este vídeo que aparece a continuación no despierta la vocación por la ingeniería (mecánica, química, materiales, aeroespacial, electrónica, telecomunicaciones, informática), ninguna campaña que puedan hacer lo logrará. Fíjense además en el papel de la mujer en él: una más, al igual que los demás disfrutando del reto, de la dificultad, de la complejidad, compartiendo la pasión, la aventura, y la ilusión. Sin privilegios, sin distinciones. Sólo una ingeniera de entrada, descenso y aterrizaje (EDL engineer) del Curiosity.

[El vídeo está en inglés y subtitulado en este idioma. Aunque no lo entiendas es tan gráfico que se sigue muy bien.]

6 comentarios:

Pau dijo...

Muy buena entrada. Para las ingenierías, hay que tener esos requisitos: determinación, vocación y ambición. Aparte de curiosidad y meticulosidad.

Cualquiera que haga una ingeniería sin esas cualidades está destinado al fracaso, no necesariamente económico, sino a nivel de profesión/autorrealización. Sea hombre o mujer.

Quien haga una campaña para *engañar* hacia lo que una profesión no es (¿lo mismo que maquillarse y salir de fiesta?), es un irresponsable.

Lo que hay que hacer es explicar en qué consiste la ingeniería, en mostrarla atractiva si lo que se quiere es impulsarla, y dar igualdad de oportunidades a todos.

Si luego resulta que eso es atractivo más para hombres que para mujeres, pues qué se le va a hacer. Investigar las razones, si es que las hay, sería una cuestión interesante.

Mi consejo como ingeniero: seas mujer u hombre, más vale que te guste la ingeniería y estés dispuesto a trabajártelo. Entrar y empeñarse en seguir sólo por su mero "prestigio" (que ya no lo es tal) es un suicidio laboral y personal.

Saludos.

Ununcuadio Uuq dijo...

Se dice que una imagen vale más que mil palabras, pero me parece que tu post es de 10, y solo se supera por el magnífico vídeo que has puesto. Lo voy a twittear ahora mismo!!!

Maria dijo...

Me congratula esta entrada, después de una decepcionante campaña publicitaria de la UE que nos hace un flaco favor a las mujeres. Y con respecto al comentario de Pau, es cierto .....hoy x hoy, ni siquiera el prestigio nos sirve, añadiría a tu lista la motivación y la tenacidad.
Salu2

Maq dijo...

Excelente. Todo: la entrada, el vídeo y los comentarios. El vídeo me ha hecho abrir los ojos como platos, pues el sistema de "amartizaje" (?) me parece una locura, pero desde luego yo no voy a discutir la decisión de quienes lo han diseñado. En cuanto a la pasión que demuestran, me han hecho recordar un documental (tal vez de NG) sobre las sondas gemelas marcianas, que en Alemania, donde vivo, han pasado un par de veces ya: cuando una de ellas se quedó atascada en la arena los responsables de su manejo contagian al espectador la emoción de buscar y hallar una manera de liberarla.

Ununcuadio Uuq dijo...

Le he estado echando un ojo al programa de la UE, y los vídeos no están del todo mal: quizá fuera más acertado seguir a Curiosity, pero los vídeos con entrevistas a mujeres de distintos campos de la ciencia que hacen compatible su vida profesional con sus hobbies y familia se salvaría si quitasen eso de "Science it's a girl thing" con barra de labios incluida...

Anónimo dijo...

Creo que la búsqueda de la prensa y los medios de comunicación de asexuar a la población ha calado muyhondo. Cualquier manifiesto de feminidad o masculinidad es ahora sexista. A mi que me lo expliquen donde vamos a llegar con tanto puritanismo y represión de la sexualidad humana. Se hacen confundir terminos.