miércoles, 9 de mayo de 2012

Amazings.es: pH para adultos


El pH es un índice omnipresente: desde la publicidad cosmética hasta el estado de la piscina. Es una escala sencilla, y cualquiera puede determinar el valor de una muestra fácilmente en caso de necesidad. Incluso el concepto no es demasiado complicado, bastan las matemáticas y la química de secundaria para tener una idea bastante precisa.

Pero lo que está bien para un ciudadano medio puede no estarlo para un científico. Recientemente en los comentarios a una, por otra parte estupenda, entrada de Ed Yong en Not Exactly Rocket Science, sobre organismos extremófilos en entornos de acidez extrema, Rosie Redfield, la microbióloga que desmontó, en su blog primero y con una exhaustiva investigación experimental después, lo de la bacteria que incorporaba arsénico a su ADN, muestra lo limitado de su conocimiento de algo tan crítico para su trabajo como el concepto de pH. Redfield pone en duda la existencia de pH negativos.

Increíble, pero cierto.

Hechos como este hacen que uno se cuestione sobre el nivel de formación química elemental de algunos graduados universitarios. Como, a fin de cuentas, es algo que no podemos remediar en su conjunto, vamos a intentar explicar el concepto de pH que debería conocer, no ya un científico, sino un ciudadano informado. Para ello haremos un repaso más o menos formal sobre el concepto habitualmente admitido, luego nos iremos al fútbol y finalmente veremos como nos queda la definición de pH.

Sigue leyendo en Amazings.es