miércoles, 2 de enero de 2013

6 propuestas para mejorar la forma en que se hace ciencia


Cuando pensamos en el método científico solemos tener en mente algo parecido al esquema que abre esta anotación. Sin embargo, a la hora de la verdad, con tantos científicos trabajando en el mundo, con, literalmente, miles de journals en circulación, es relativamente frecuente encontrarse con que hay gente sin escrúpulos capaz de saltarse uno (e incluso varios) de los pasos descritos arriba. Hay hasta blogs dedicados a recoger las cada vez más frecuentes retracciones (retirada de artículos publicados por problemas éticos o metodológicos) que ocurren en todo tipo de journals, incluidos los más prestigiosos. Podría argumentarse que la ciencia se termina autocorrigiendo pero, en un mundo ultraespecializado y de recursos limitados, el tiempo necesario para que ello ocurra implica unos costes cada vez más inasumibles.

En artículo reciente en The New Yorker, Gary Marcus, profesor de psicología en la Universidad de Nueva York (EE.UU.), se hace eco de las propuestas que se publican en el último número de Perspectives on Psychological Science para reformar aquellos elementos que están favoreciendo que, primero, se desvirtúe el método científico y, segundo, se malgasten los escasos recursos en investigaciones no válidas. Las medidas que se plantean son las siguientes.

Sigue leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica.