viernes, 7 de junio de 2013

Tiempo para leer (VIII)

Todas las semanas se publican decenas de entradas interesantes. Algunas ameritan de más tiempo para disfrutarlas, para la reflexión. Necesitan de tiempo para leer.  


Palermo por Paco Bellido en Cuaderno de viaje

Una visita fascinante a la ciudad siciliana con los ojos y las imágenes de Paco Bellido y Lola Vázquez: arte, historia y ciencia de la mano. (No hagáis caso de nuestra conversación en los comentarios; nos gustan las mismas pedanterías.)


Un texto no demasiado extenso pero que expone una cuestión de hondo calado filosófico.


Te excita lo que tu consciencia te dice que te excita o te excita lo que tu subconsciente dice que te excita. A medir.

Lo que toda persona debería saber como mínimo para poder ser considerada culta en el mundo de hoy. Y algo que los periodistas deberían recitar como el Padrenuestro.


Podría ser que el paso a menores tasas de mortalidad y natalidad no obedeciese a causas puramente económicas sino a cambios culturales.

Diarios de Baikonur por Daniel Marín en Eureka

¿Te imaginas a un niño al que le acaban de regalar su primera bicicleta? El equivalente para un aerotrastornado es que lo lleven a Baikonur, le dejen ver el lanzamiento de un Soyuz y subirse a todo cacharro cosmonáutico que haya en los cinco museos de la ciudad. Si el aerotrastornado es Daniel Marín el resultado es una serie de anotaciones espectaculares en las que disfrutas como él, como un niño.


Uno de los grandes misterios de la ciencia es qué fue antes, la claridad de ideas de Rafa o su increíble capacidad para hacer amena y apasionante cualquier cosa de la que escriba. En esta ocasión nos cuenta su experiencia en un BioBlitz, una experiencia divulgativa que puede ser muy interesante para muchos. A alguno puede que hasta se le despierte el interés por los briófitos.