miércoles, 18 de julio de 2012

El agua y otros volátiles terráqueos proceden de asteroides (y no de cometas)


Estos días han aparecido en distintos medios noticias que afirman que “un nuevo estudio apunta a que elorigen del agua y de los componentes orgánicos que dieron origen ala vida procede del interior del Sistema Solar” como hace Materia o que “los meteoritos sonla fuente más probable del agua de la Tierra”  como afirma Astrobiology Magazine de la NASA. Todas estas noticias se hacen eco de un estudio que publica en Science un equipo encabezado por Conel Alexander, de la Institución Carnegie (EE.UU.). Sin embargo, al leerlas uno se queda con la sensación de que falta algo, de que se produce un salto en el vacío hacia unas conclusiones que los datos presentados no sustentan o que, directamente, el titular es erróneo. Vamos a intentar solucionar el problema.

Parto de la base de que el inteligente lector leerá los artículos enlazados más arriba en algún momento, por lo que me limitaré a señalar lo importante del estudio con énfasis en la secuencia lógica que, entiendo yo, falta en esas noticias. Señalo con un * las discrepancias con esos artículos.

  1. Aún no está claro cómo determinados compuestos volátiles, mayormente de H, N y C llegaron a la Tierra primitiva. Estos compuestos, entre los que se encuentra el agua, es evidente que son críticos en la aparición de la vida.

  2. Las fuentes que se barajan como origen de esos compuestos son:

    2.1. Asteroides: están en órbitas entre las de Marte y Júpiter

    2.2. Cometas: provienen del exterior del Sistema Solar

  3. Los modelos actuales sugieren que en un momento dado un cambio en las órbitas de Saturno Y Júpiter habría propiciado que material cometario llegase en primer lugar a lo que hoy es el cinturón de asteroides y, de ahí, a la Tierra aportando los volátiles.

  4. El estudio de Alexander et al. intenta comprobar si esto es así. Para ello emplean el análisis isotópico de muestras de meteoritos (condritas carbonáceas).

  5. El equipo de investigadores comparó en primer lugar la proporción entre deuterio e hidrógeno (PDH). En el exterior del Sistema Solar, lugar de procedencia de los cometas, el frío extremo hace que el hielo de agua tenga una proporción de deuterio mayor que el que se forma en regiones menos frías. La PDH se mide en los meteoritos tomando muestras de ellos y analizándolas por espectrometría de masas* y en los cometas por espectroscopia*. El hidrógeno en los meteoritos se encuentra en forma de silicatos hidratados, restos del agua primitiva* que contenían. Un análisis de la PDH indicará si estos meteoritos* provenían de cometas o asteroides.

  6. El análisis de 85 meteoritos indica que la PDH es menor que la medida en cometas. De aquí el equipo concluye que el origen de los meteoritos está en los asteroides.

  7. Un análisis isotópico adicional* del nitrógeno junto a sus PDH pone de manifiesto que un tipo concreto de condrita carbonácea, las CI o Ivuna, posee la composición isotópica más parecida a la que hay en la Tierra, lo que indicaría que serían los asteroides de origen de este tipo de meteoritos la fuente principal de los compuestos volátiles terráqueos de los que hablábamos en 1.
Esto es lo que dice el estudio, y no otra cosa.

Cabe resaltar que el hecho de que asteroides y cometas tengan una PDH diferente ya es un hallazgo significativo. No debe extrañarnos que el artículo aparezca en Science : tanto metodológicamente como desde el punto de vista de resultados, además de las cuestiones que plantea, es muy interesante. Lástima que no se tenga todo el cuidado en divulgarlo bien.

Esta entrada es una participación de Experientia docet en la XVII Edición del Carnaval de Química que organiza Un geólogo en apuros



Referencia:

Alexander CM, Bowden R, Fogel ML, Howard KT, Herd CD, & Nittler LR (2012). The Provenances of Asteroids, and Their Contributions to the Volatile Inventories of the Terrestrial Planets. Science PMID: 22798405