jueves, 12 de abril de 2012

La inteligencia general reside en áreas corticales concretas trabajando coordinadamente.


Regiones corticales relacionadas con la inteligencia general y las funciones ejecutivas. En rojo, comunes, en naranja específicas de la inteligencia general, en amarillo específicas de las funciones ejecutivas.


Imagina por un segundo que quieres determinar qué áreas del encéfalo participan en lo que se conoce como inteligencia general y en aspectos concretos de las funciones intelectuales como la comprensión verbal o la memoria de trabajo. ¿Cómo lo harías? Una posible manera es realizando escáneres por resonancia magnética funcional de distintos grupos de sujetos clasificados en función de sus habilidades y compararlos con grupos de control. Este tipo de estudio podría dar indicios de qué estructuras intervienen pero no sería muy concluyente. Para realizar un mapa de la inteligencia “de verdad” tendríamos que ser capaces de comparar qué efectos tiene el desconectar determinadas zonas encefálicas. Y esto es lo que ha hecho un equipo de investigadores encabezados por Aron Barbey, de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EE.UU.), empleando como voluntarios a 182 veteranos de la guerra de Vietnam con heridas penetrantes en la cabeza muy localizadas. Los resultados se publican en Brain.

Otras alteraciones físicas de la actividad cerebral, como los infartos, afectan a muchas áreas cerebrales y, por tanto, dificultan identificar las contribuciones cognitivas de las distintas estructuras encefálicas. Las heridas de los voluntarios en el estudio eran lo suficientemente localizadas como para poder inferir cómo el daño en un área determinado produce disfunciones cognitivas concretas, con lo que los investigadores han podido realizar un mapa tridimensional de qué estructuras son críticas para capacidades intelectuales específicas.

Los investigadores realizaron escáneres por tomografía computarizada (TC) de los encéfalos de los participantes y administraron una batería de test cognitivos. Posteriormente combinaron los datos de las TC para producir un mapa colectivo del córtex que dividieron en 3000 unidades tridimensionales (vulgo, cubitos) llamadas vóxeles (de volumetric pixel). A continuación analizaron todos los sujetos con daño en un vóxel en concreto o en una agrupación de vóxeles y compararon sus habilidades cognitivas con aquellos otros en los que las mismas estructuras estaban intactas. De esta manera, el equipo de investigadores fue capaz de identificar las regiones corticales esenciales para determinadas funciones cognitivas, incluidas aquellas que contribuyen significativamente a la inteligencia (definida en este caso, obviamente, como aquello que miden los test de inteligencia).

Según se desprende de los datos del estudio la inteligencia general depende de un sistema neurológico llamativamente delimitado, es decir, varias regiones corticales y las conexiones entre ellas son básicas para la inteligencia general.

Estas áreas están localizadas en el córtex prefrontal izquierdo (tras la frente), el córtex temporal izquierdo (detrás de la oreja) y el córtex parietal izquierdo (en lo alto de la parte de atrás de la cabeza) y los haces de materia blanca (axones) que los conectan.

Los investigadores también constataron que las regiones cerebrales implicadas en la planificación, el autocontrol y otros aspectos de las denominadas funciones ejecutivas coinciden en buena parte con las que corresponden a la inteligencia general.

Este estudio viene a añadir más pruebas en favor de la hipótesis de que la inteligencia no depende ni de un área concreta del cerebro ni del encéfalo en su conjunto, sino que implica áreas específicas trabajando de forma coordinada o, dicho de otra forma, de la capacidad de integrar la información de los procesos verbales, espaciales y ejecutivos.

Más detalles e imágenes en esta exposición del descubrimiento por parte de Aron Barbey [en inglés]


Referencia:
Barbey, A., Colom, R., Solomon, J., Krueger, F., Forbes, C., & Grafman, J. (2012). An integrative architecture for general intelligence and executive function revealed by lesion mapping Brain DOI: 10.1093/brain/aws021

1 comentario:

Anonimo dijo...

¿Quiere eso decir que el hemisferio derecho no participa en la inteligencia? ¿Es el "hemisferio tonto" o qué?. Otra pregunta: en la figura, cuando dices color amarillo te refieres al verde, ¿no?