miércoles, 2 de enero de 2008

ALH 84001, el ExtraTerrestre

Para ser un aburrido pedazo de roca gris, ALH 84001 ha tenido una vida de lo más movido. El meteorito, que fue recuperado en las Colinas Allan de la Antártida en 1984, ha viajado bastante. Los expertos en el tema piensan que vino de Marte, donde habría sido expulsado de la superficie del planeta por la colisión de un meteorito más grande. Lo interesante es que contiene minerales que algunos investigadores pensaron que podían haber tenido como origen la actividad de organismos vivos en la superficie de Marte. El número al que se refiere “algunos” ha variado en los últimos 20 años, pero todavía quedan unos pocos que siguen afirmando que ALH 84001 es de hecho la primera prueba de la existencia de vida extraterrestre (a nivel bacteriano, ¡ojo!).


La razón por la que ALH 84001 es tan interesante es porque contiene compuestos orgánicos. Se piensa que la vida surgió en la Tierra a partir de una sopa primordial de esos compuestos, que se basan en carbono, hidrógeno y oxígeno, aunque el mecanismo preciso se desconoce. Sin embargo, cuando se analizó ALH 84001 algunos astrobiólogos sugirieron que la explicación convencional podía estar equivocada. Quizás la vida había evolucionado primero en Marte y después el planeta rojo habría sembrado su vecino azul con proyectiles rocosos similares a ALH 84001 (panspermia).


Los pocos que mantienen que ALH 84001 es una prueba de la panspermia puede que dejen de hacerlo cuando conozcan el resultado de los análisis que el Dr. Andrew Steele y su equipo de la Carnegie Institution de Washington DC han realizado del meteorito, comparándolo con rocas volcánicas de Svalbard. Según el Dr. Steele la magnetita presente en el meteorito, principal argumento de los defensores del origen metabólico de los compuestos orgánicos del mismo, puede ser de origen volcánico, no microbiano. Si la magnetita volcánica se enfría en un entorno rico en agua y dióxido de carbono, puede actuar como catalizador en la formación de dichos compuestos orgánicos. Los investigadores concluyen que estos compuestos se originan en la roca no en un microbio.


Cuando una puerta se cierra se abre una ventana: el resultado del Dr. Steele también nos dice que la actividad volcánica puede originar compuestos fundamentales para la vida en planetas fríos y rocosos a lo largo y ancho del universo. Y el universo es muy grande.

Original: http://meteoritics.org/Abst_42-9.htm#STEELE

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor "X", ¿sugiere que la vida del planeta "Tierra" comenzó en Marte? (Tal y como parafrasea en una de sus hipótesis "Quizás la vida había evolucionado primero en Marte y después el planeta rojo habría sembrado su vecino azul con proyectiles rocosos similares a ALH 84001 (panspermia)..." Anaxágoras pues ya fue un alumno aventajado. Entonces, si allí hubo vida, ¿qué pasó con ella?

César dijo...

Estimado Anacleto,

Una lectura atenta del texto revela que el autor del mismo, un servidor, no sugiere nada. De hecho el conjunto de la entrada viene a eliminar la posibilidad de que los compuestos presuntamente de origen biológico tenga este origen.

Por otra parte, los actuales conocimientos de astroquímica (puedes mirar las entradas con esta etiqueta u "Origen de la vida" en este mismo blog) indican que la probabilidad de existencia de vida en cualquier otro punto del universo es distinta de cero. Una vez más se pone de manifiesto uno de los principios de la investigación astronómica: ni la Humanidad, ni la Tierra, ni el Sistema Solar, ni la Vía Láctea son nada extraordinario.

Larga y próspera vida,

X

Néstor dijo...

Hola de nuevo Sir "X", no esperaba menos que un toque de atención... "una lectura atenta"! Buena frase para que usted lea mi pregunta... "Entonces, si allí hubo vida, ¿qué pasó con ella?"

César dijo...

Estimado Anacleto-Néstor,

Como puedes comprender, para saber qué pudo haber pasado con la presunta vida en Marte, lo primero sería averiguar qué tipo de vida existió y cuando. Sin datos experimentales se teoriza sin fundamento: la medida es el inicio de la ciencia, no lo olvides.

No obstante lo anterior, y adelantándome a tu objeción, te diré que intentar aventurar una respuesta a tu pregunta tiene dos vias:

a) La abierta especulación.
b) Ensartar uns serie de insinuaciones y preguntas a lo Íker Jiménez.

Ninguna de las dos vías es por la que opta Experientia Docet: la experiencia enseña.

Que usted lo pase bien,

X

P.S.: "Larga y próspera vida" es una traducción libre del "Dup dor a'az Mubster" vulcaniano de Mr. Spock (Star Trek) y, en principio, no tiene nada que ver con la República.

gerardomisty dijo...

Bueno Sir "X", como se abra dado cuenta soy nuevo en esto, pero bien, eso no me deja sin derecho o de dar mi pequeño e insignificante punto de vista, ya que solo tengo 17 años, pero bien, dejemonos de rodeos.
Si bien la "panspermia", es talvez una teoria bastante descabellada, no hay que pasar por alto el que no conocemos ni el 10% de nuestro mundo, suponiendose que es nuestro, lo cual deja abierto a milis de hipotesis de la misma, y si no es ese meteoro "ALH 84001" el que nos de una respu4esta definitiva, tal vez sea otro, el cual esta tan propenso a descubrirse como otros miles de meteoros, y otras miles de probabilidades de la posible creacion de la vida. asi que creo yo, no hay que conformarse con esta posibilidad, si no hay que seguir buscando la mas coherente, no cree¿?¿?¿?¿?
ATTE: Gerardo